Artículos‎ > ‎

… ¡CONTRAFLOR, AL RESTO Y TRUCO! Por Veronica Cortabarría

publicado a la‎(s)‎ 18 oct. 2013 9:48 por Semanario Voces
 

Las riberas del Uruguay están llenas de bejucos, y por eso te la canto…

 

 

 

 

 

 

 

 En el truco es uno de los pocos lugares donde la mentira es necesaria y está bien vista, pero en exceso puede terminar siendo perjudicial para quien abuse de ella. Como es el caso de la  Cancillería argentina con respecto a sus argumentaciones sobre el conflicto bilateral con Uruguay por las pasteras.

Esta partida, del otro lado del río, empezó con un NO A LAS PAPELERAS. En un juego bien entendido, debe saberse que esto no admite la menor posibilidad de negociación. Sin margen ¿qué se podría negociar?

Tras haber ganado la primera mano en La Haya, aun con lo justo, nos sentimos ganadores, por derecha y por Derecho, no teniendo en cuenta las observaciones realizadas por el Tribunal Internacional.

Las aguas del río se pusieron calmas y todo volvió a un cauce en apariencia normal. Cuando todo indicaba que finalmente las relaciones con argentina, podían ser las de otrora, aquellas en las que un “turista un amigo, un argentino un hermano”, no tuvimos mejor idea que dar el pie para que nuevamente nuestros hermanos argentinos tuvieran un motivo más para desviar el punto de atención de sus desaventuras internas. Uruguay, otra vez, el chivo expiatorio.

¿A que estamos jugando? ¿A que gane Uruguay? ¿A que gane UPM la multinacional?

Al parecer, barajando fue que Mujica perdió el rumbo. El Presidente se terminó olvidando de sus ideales izquierdistas, aquellos que combatían la dominación de los extranjeros a través del capital. Los mismos que condenaban la genuflexión ante el poder económico que venía desde fuera. ¡Ganó el poder económico imperante! podría gritar a los cuatro vientos, cualquier izquierdista en serio.

También perdió el sentido del manejo de las relaciones bilaterales, si es que alguna vez lo tuvo. Nos dejamos rezongar, permitimos que nos falten el respeto, les servimos en bandeja el pase libre que haga que el pueblo argentino piense en pasteras y no en sus conflictos internos. Somos el clown elegido por la Presidenta Fernández para distraer a sus súbditos.

En una lectura llana, el único ganador evidente de ésta partida es UPM-Kymmene Corporation. Ni el pueblo uruguayo, ni la soberanía uruguaya, simplemente los intereses económicos de una multinacional.

Cuando se juega al truco en pareja, un factor fundamental es saber entender las señas, porque en la última mano se puede terminar jugando la carta equivocada.

Comments