Artículos‎ > ‎

AFE así como está no puede seguir Por Enrique Pintado

publicado a la‎(s)‎ 11 jul. 2011 13:37 por Semanario Voces
 

 

 

 

 

 

Se justifica revitalizar AFE y hacer que la empresa que transporta cargas no sea deficitaria como ocurre en la mayoría de los países puesto que lo que se subsidia es la infraestructura y el transporte de pasajeros.

La que estamos proponiendo es que AFE asuma la conducción de dos empresas. Una que funcionan en el régimen actual, que se encargue de la infraestructura ferroviaria y otra de propiedad estatal -en sociedad con corporación Nacional para el Desarrollo- que funcione dentro del derecho privado y se encargue del transporte de cargas y el metropolitano de pasajeros. En esta AFE tendría el 51 % de las acciones y CND el 49% restante.

La idea es que la empresa de propiedad estatal tenga las mismas facilidades que dispone la empresa privada para hacer negocios.

Con estas características las dos empresas utilizarán las herramientas legales disponibles para hacer su tarea con eficiencia y eficacia.

Fundamentalmente de carga manteniendo los actuales servicios de pasajeros. Somos conscientes que levantar las limitaciones existentes para que se reduzcan los subsidios que la sociedad aporta al transporte de pasajeros por tren en la actualidad está lejos de resolverse en el corto plazo.

Para pensar en un tren de pasajeros de grandes distancias hay que pensar en velocidades que exceden las actuales lo que nos demandaría  una inversión impensable en estos momentos. Debe saberse que para aumentar la velocidad a niveles competitivos con los modos existentes, se requiere de nuevos trazados. Dichos trazados exigirían expropiaciones, nuevo material rodante y vagones, que no estamos en condiciones de asumir dado que antes debemos priorizar otro tipo de inversiones.

Finalmente y para mí lo más importante, sería que el intercambio y las propuestas sean analizadas sin prejuicios ni desconfianzas con apertura y sin miedo al cambio porque de lo contrario nos paralizaremos. Todos coincidimos en que AFE así como está no puede seguir. Que todo siga como está es la mejor contribución a la destrucción del ferrocarril que decimos defender.

Lo actual no funciona y requiere cambios que deben evitar que el costo de nuestras indefiniciones e ineficiencias los paguen los ciudadanos que con su esfuerzo aportan recursos para que el Estado funcione eficientemente.

 

Comments