Artículos‎ > ‎

COTUGNO, INTERPELACIÓN al DOPE, ROSADILLA Y REUS… Por Washington Abdala

publicado a la‎(s)‎ 4 may. 2011 10:07 por Semanario Voces



Cotugno. Dedito en el ventilador. No me encuentro entre los admiradores del arzobispo, siempre lo visualicé como un individuo conservador, duro, dogmático. Pero sería necio si no advirtiera que ha ido “calibrando” su discurso de manera más ajustada a la realidad y que lo hace -desde mi visión- con mejoras obvias. Es de necios no reconocer la realidad.  Su visión sobre la marihuana me parece madura. No la esperaba. Y su enfoque sobre el clima de “revanchismo” que puede estarse armando en el país, es una reflexión valiente, más allá de la visión que se tenga sobre la anulación  de la ley de caducidad. Me gusta que los hombres con influencia en esta sociedad no sean predecibles, obvios y siempre absurdos. Cotugno es un tipo que le gusta mover las fichas fuerte, eso es bueno, pero más de una vez lo ha hecho con talante temerario y sin red, esta vez me parece que se apuntó algún poroto. Del aborto dijo lo obvio en la concepción católica (yo allí no espero otra cosa de él)  y del matrimonio gay ya lo irá aceptando. La realidad es siempre la mejor formadora de opinión. Pero nunca pensé que iba a escribir esto de semejante individuo, lo que es la vida. Sigo aprendiendo. Debe ser cierto que hasta el día en que te morís aprendés cosas.

Interpelación al santo botón.  Este es uno de los pecados del parlamento: el “timing”, no lo tienen. La oposición cree que el micromundo que se vive allí, el de los corrillos y el de la conversación con los periodistas es el centro del planeta. De veras, lo digo con conocimiento de causa. Soy un enamorado del parlamento en términos teóricos. Lo de esta interpelación habrá sido un soliloquio anodino e irrelevante. El tema de la interpelación a Bonomi y a Rosadilla por el famoso  video, la verdad, no importa demasiado a nadie en este momento del país, el tema ya fue, y solo tendrá cobertura mediática si ese día Mujica no lleva a Manuela a comer a Rara Avis porque de suceder eso, los senadores tendrán que competir con la perrita copetuda, y algo me dice que tendrá más minutos  televisivos la perrita de tres patas que los representantes del pueblo. Los parlamentarios debieran saber que pasados unos días las cosas se desvanecen y hasta suenan más o menos ridículas en su pretendida actualización. Lo lamento, entiendo el sentido de la convocatoria pero me parece que quedó desfasada en el tiempo. Hoy las  inquietudes de la gente pasan por otros lados. Lo sabemos todos. Una pena.

Rosadilla ¡Quedáte! Hablando del Ministro de Defensa, ya se oyen voces que lo quieren fuera de la cartera por el tema de su sector en relación a la anulación de la ley de caducidad. El negocio es engancharlo con Eleuterio y que salgan los dos de escena. Por lo menos, así lo expresó Larrañaga que lo quiere afuera del juego. Es un error garrafal ese enfoque. Ha sido, y es, un ministro hábil, navegó en medio de los “chorreríos” de varios integrantes de allí adentro, y lo hizo manejando la autoridad, sin revanchismos y cuidando a las instituciones afectadas. Altura y mesura le sobró. En el tema del video, viene jugando a contra-golpe y viene cuidando al Presidente como puede. ¿Qué ministro no debiera hacer lo mismo?  Todos sabemos que es un hombre con la cabeza abierta y con real llegada al corazón de todos los sectores del sistema político. ¿Qué se pretende que aparezca otro balín como el ministro Almagro que buscando hacer méritos metió al país en un quilombo que nadie imaginó en su cabal dimensión con la anulación de la ley de caducidad? ¿No se entiende que justamente esa cartera no está para “experimentos” y que Rosadilla ya dio de sobra el examen de solvencia ante las “changas” que hasta el momento tuvo que sortear? Yo, perdonen, razono exactamente al revés: en medio de los líos me quedo con los tipos “garantistas”, los quiero adentro del barco. Es un razonamiento elemental. Después no llorar si se pone a un primate en ese lugar. No se trata de cobrar al vuelo, al contrario, cuando hay alguien bueno de verdad al país le conviene que se mantenga a ese protagonista. Eso es patriotismo. Lo demás es lo de menos y no debiera interesar.

Reus. No soy comentarista de cine pero esta película trasciende lo cinematográfico. Hay que hacerse un rato para verla y descubrir cosas  actuales de nosotros mismos, algunas nos gustarán más, otras menos pero es un esfuerzo logrado por identificar algo de lo que somos y de los problemas que vivimos. En un momento en el film se habla de “robos, arrebatos y pasta base”. ¿Te suenan esos problemas? No querrá ser una “denuncia” pero funciona como un film de denuncia, y lo hace con altura y  capacidad para retratar parte de lo que somos. Quizás, el guion sea algo esquemático en el planteo “planchas” versus “judíos” y “policía corrupta”. No se, me parece que ese enfoque en la vida real es más complejo, mucho más mezclado, más difícil de advertir las categorías de esa forma, pero en términos cinematográficos funciona y es bueno que gente que vive en el limbo vea parte de nuestra realidad. El gran mérito que tiene es que te hace pensar a varias bandas, y eso es genial en una película, cuando te lleva al debate y te mueve la cabeza de un lado hacia el otro. Algo me dice que los planchas, los judíos y la policía no querrán demasiado al film. En fin, riesgos de jugar entre la realidad y la fantasía. Andála a ver, te va a pegar fuerte pero es super interesante. No vas a perder la guita y no te va a quedar esa sensación de que te comiste otro bagarto de los tantos de las películas uruguayas. (Por ser uruguayas no hay que aplaudirlas, hay que aplaudirlas si superan cierto nivel de calidad, ésta lo supera bien.)  


Comments