Artículos‎ > ‎

MEDIOS, TIRAJES Y MENTIRAS BIENVENIDA TRANSPARENCIA Por Alfredo García

publicado a la‎(s)‎ 19 nov. 2011 10:34 por Semanario Voces
 

 

El tiempo está a favor de los pequeños
de los desnudos, de los olvidados.
El tiempo está a favor de buenos sueños
y se pronuncia a golpes apurados.

La noche se enriquece de secretos,
la oscuridad del mundo es compañera,
preparadora del duro esqueleto
que deberá nacer del alba nueva.

Silvio Rodríguez

 

 

Parece que ahora va en serio, ¡por fin! Tres importantes medios gráficos de nuestro país decidieron adherirse al Instituto Verificador de Circulaciones (IVC) de Argentina. Era hora, porque esto es una vieja aspiración en nuestro país, algunos hace años optamos por este camino de ser cristalinos, así que solo resta decir a los futuros miembros del IVC, bienvenidos.

 

Hoy estamos, como solía decir Gustavo Escanlar: molestos, confusos, irritados. Parece que la práctica de algunos sectores políticos de querer empezar de cero cuando ellos llegan al gobierno se ha vuelto costumbre en otras áreas de la vida nacional. Y es así como vemos con no poco asombro, que el presidente de una importante cámara empresarial, nada menos que la Cámara de Anunciantes, envía una carta  a sus socios dando la gran noticia de que los principales medios gráficos han decidido adherirse al sistema del IVC. Sin duda que es una buena noticia, pero llama la atención que en dicho comunicado no se mencione que en Uruguay desde hace varios años hay medios que están auditados por el Instituto de Verificación de Circulaciones. Parece que se describe solo una parte de la realidad y estas iniciativas, que son nuevas para algunos, ya son una vieja práctica para otros medios uruguayos.

 

UN POQUITO DE HISTORIA RECIENTE

Los intentos de que se auditaran los tirajes de los medios gráficos en nuestro país tienen décadas y diversos protagonistas. Hubo una tentativa muy fuerte hace unos años cuando la Cámara de Anunciantes (CAU) y la Asociación de Agencias de Publicidad (AUDAP) convocaron a los medios escritos sin excepciones, llegándose incluso a realizar un llamado a licitación para que se presentaran empresas que pudieran hacer estudios de auditoría y de lectoría, y se trancó ese proceso cuando los grandes medios decidieron retirarse. Algunos, seguimos insistiendo pero no tuvimos la fuerza para lograrlo y tampoco existió la decisión de los anunciantes de imponer el sistema. ¿Porque quien sino ellos podían exigir la transparencia? Porque son ellos los dueños de la plata y por ende de la decisión de donde poner la publicidad.

 

DESEMBARCA EL IVC

A fuerza de ser honestos debemos reconocer que el primer medio auditado en Uruguay fue una revista argentina.                El pionero en nuestro mercado fue la revista Caras Uruguay, que ya en setiembre del 2007 muestra un tiraje  certificado de 6.841 ejemplares.  Al año siguiente comenzamos a auditarnos el periódico La Diaria y el Semanario VOCES en forma ininterrumpida hasta hoy. También se integraron al IVC las revistas Actitud Emprendedora y  Revista 121 que se auditaron durante un tiempo prolongado, que de momento se suspendió por procesos de reestructura de ambas publicaciones.             Los medios del Interior del país rompen el hielo cuando en el 2009 el diario El Pueblo de Salto comienza a auditarse con IVC.

El lector interesado puede acudir a la página web del Instituto Verificador de Circulaciones: www.ivc.org.ar  y una vez allí ingresar a la sección exterior donde figura Uruguay, y encontrará toda la información sobre las auditorías mensuales que se realizan a los medios uruguayos mencionados.  Todo bien transparente.

LA CULPA NO ES DEL CHANCHO…

Quiero ser absolutamente claro, me alegra y mucho que los diarios El País y El Observador junto con el semanario Búsqueda hayan firmado su adhesión al IVC, hace años que lo venimos planteando y era evidente que más temprano que tarde los medios de prensa serios lo iban a tener que hacer.  Nos asombran las ausencias de otros medios, es como querer tapar el sol con un dedo, y más aún cuando periódicos tan importantes se someten a la auditoría. Seguiremos bregando para que todas las publicaciones uruguayas se integren al sistema. Pero no se puede dejar de lado la responsabilidad que tienen en esto los anunciantes.

Si el sistema no ha funcionado hasta ahora masivamente es porque los empresarios públicos y privados no se han puesto firmes a la hora de definir donde poner la publicidad. Y en este terreno hay que ser muy firme cuando se trata de la publicidad oficial, que en definitiva es la plata de todos los ciudadanos. Llegó la hora de que los entes oficiales no le rasquen más el lomo con los dineros públicos a aquellos medios gráficos que no juegan con todas las cartas sobre la mesa. Los gerentes y/o ejecutivos privados tendrán que responder ante los empresarios u accionistas de sus decisiones sobre contratar publicidad en medios que no practican auditorías.

Sabemos de la fuerza de la prensa, pero va siendo hora que los campeones de la libertad de información, prediquen con el ejemplo y muestren sin tapujos sus propias cifras.

Y esperamos que los tomadores de decisiones no se encandilen por las grandes marcas y crean que recién ahora se llega a la vanguardia en prácticas de eficiencia y transparencia, algunos estábamos caminando hace tiempo por ese trillo y como dice el poeta: el tiempo está a favor de los pequeños.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments