Artículos‎ > ‎

No hay un "fusionismo" Por Jorge Larrañaga

publicado a la‎(s)‎ 27 abr. 2013 7:17 por Semanario Voces
 

La realidad marca que el Frente Amplio se quedó sin proyecto para Montevideo.               Montevideo necesita un cambio. Nuestro planteo es "una ALTERNATIVA MONTEVIDEO, donde, a los montevideanos que padecen una administración deficitaria en resultados y costosa en tributos, se les abra una ventana de esperanza.
 Hay un desprecio hacia la capital, desde el discurso y desde la práxis por parte de los cuadros dirigenciales del Frente. ¿Alguien piensa que las culpas son de Ana Olivera? ¿Que los problemas nacieron en esta Administración? Claramente hay un manejo de Montevideo como reducto electoral propio, y no les interesa la gestión. En ese escenario, no se trata de contraponer "conservadores contra progresistas". Porque en todo caso, conservador es el statu quo que gobierna a Montevideo, que se transfiere el poder cual oligarquía criolla y de izquierda, sólo preocupada en equilibrios y repartos internos desde 1990 cuando ganó Tabaré Vázquez.  Por tanto, aquí lo único conservador ha sido la gestión del Frente Amplio, que conserva jerarcas, falta de gestión, falta de obras, ¿Cuánto de ideológico puede haber en tapar pozos, arreglar calles, encargarse de limpiar la ciudad? ¿Cuál de los cometidos de la administración departamental pasa por principios o dogmas? Por ello el planteo es explorar una alternativa cívica, donde se convoque a ciudadanos de todos los partidos, aún de frentistas, que lo que quieren es que se gobierne bien, pagar tributos justos, recibir servicios de calidad, básicos, que la ciudad esté limpia, alumbrada y que los pozos no pasen meses para ser reparados, si se reparan.
No hay claudicación de identidades ni principios por parte de quienes intervengan en esta alternativa a estudio. Se trata de imaginar una opción que optimice las posibilidades electorales para abrirle oportunidades a los montevideanos.
No hay un "fusionismo", nadie va a renunciar a su Partido a su impronta. No se trata de que el Partido Nacional represente a una clase determinada, porque somos un Partido policlasista, nacional y popular, por tanto llevar el análisis a ese terreno es un error. El gobierno de Montevideo, por definición constitucional y legal tiene cometidos tan claros que hacen a un tema de gestión y no de ideología. No hay margen para la ideología cuando se entienden los cometidos departamentales.
Desde el oficialismo se ha tratado de denostar esta opción calificándola como expresión de "rosadismo". ¿El FA no se concibió como una fusión de partidos para enfrentar a los partidos fundacionales? Es un absurdo plantearlo en esos términos. Nosotros somos blancos. También somos responsables y queremos el mejor gobierno para los montevideanos y para todos los uruguayos.  El Frente se pone nervioso porque reconoce dos cosas: primero que ha fracasado, y segundo, que sabe que vamos por todo. No vamos a renunciar a ningún espacio, vamos por el gobierno nacional y por el gobierno de Montevideo.                                                                          No es un proyecto contra nadie sino a favor de la gente. La democracia supone equilibrios, alternativas ,opciones, donde el gran beneficiado sea el ciudadano .De lo contrario entraremos en una democracia de cartón.

 

 

Comments