Artículos‎ > ‎

Puntal y acicate del gobierno Por Enrique Rubio

publicado a la‎(s)‎ 11 may. 2012 10:39 por Semanario Voces
 

 

¿Qué cambios impulsará en el Frente si sale presidente? Enumere los cuatro puntos más importantes a los que apuntara su gestión liderando al FA.

1.  Convertir al FA en un actor político mucho más dinámico, abierto y unido. Para ello es preciso, entre otros cambios, jerarquizar nuestra historia como memoria e identidad y diferencia de la cultura de izquierda. Reestructurar la conducción apoyándonos en los vicepresidentes y en los presidentes de las departamentales.  Insistimos mucho en que tiene que haber un presidente, pero también nombrarse cuatro vicepresidentes y que éstos reflejen una participación del interior,  que sea representativo en cantidad de jóvenes, hombres y mujeres. Este sistema estaría en coordinación de trabajo con los presidentes de cada departamento.

Introducir  formas complementarias de participación fundadas en una democracia directa apoyada en una plataforma virtual interactiva. El Frente Amplio no supo adaptarse a los cambios, no supo realizar adecuadamente esa transición de ser oposición a ser gobierno, tampoco pudo acomodarse a eso, pasó de tener un país que venía decayendo a un país que va creciendo. Esto hace parte de la crisis que tuvo nuestra fuerza a la hora de comunicar. Debemos apelar a todos los medios posibles para tener una constante ida y vuelta con la gente, hay que ser el medio entre lo que la gente quiere y lo que se hace y para ello se debe complementar con métodos  apoyados en las nuevas tecnologías. Los tiempos han cambiado y debemos ser capaces de adaptarnos, debemos anticiparnos a los cambios y ser capaces de proyectarnos en el futuro.    

2.  Convertir a la fuerza política en puntal del gobierno y en acicate del mismo cuando su agenda no atiende adecuadamente demandas justificadas de la sociedad. Sin monitorear al PE es imposible adelantarse a los acontecimientos, hay que tener una mirada a más y saber qué es lo que se va a hacer entre el 2015 y el 2020 o más adelante inclusive, advertir las fortalezas y debilidades y realizar un trabajo social de ida y vuelta que permita que la gente integre los cambios y no los reciba como un regalo que se ve a través del vidrio oscuro de la distorsión mediática y opositora. Eso deberíamos estar haciendo ahora con los 200 mil hogares a los cuales se les va a eliminar el IVA antes de un mes, por ejemplo.

3.  Hacer de puente con el tercer gobierno progresista preparando un programa hacia nuevas fronteras en todos los campos, y creando institutos de capacitación en el trabajo con la sociedad y en la gestión. Lo que se hizo ya está. Ahora hay que ir hacia el horizonte del desarrollo con redistribución de la riqueza y con la jerarquización de la batalla cultural: así como no se sostiene estratégicamente el progresismo sólo con votos tampoco un proyecto impregnado del solidarismo de la inclusión en una sociedad en la que domina el individualismo depredador. El neoliberalismo está muerto en lo económico pero vivito y coleando en lo ideológico.

4.  Revincular con los militantes sociales de definición frenteamplista y recuperar la inserción en la sociedad. Sin ámbitos de reflexión profunda de la militancia social nos retrotraemos a las políticas unidimensionales, carentes de visión global: la reivindicación inmediata a cualquier costo, etcétera.

 

 

¿Cómo lograr el re enamoramiento de los frentistas?

Para ello es preciso contrarrestar la tradicionalización electoral de la fuerza, crear un sistema de comunicación alternativo que amortigüe el círculo perverso del perfilismo mediático como modo de sobrevivencia y, lo principal, definir un nuevo horizonte ideológico que tenga en cuenta la debacle del neoliberlismo en lo económico, su fuerza en lo ideológico-cultural, como hemos expresado, el primado de los recursos naturales y de la defensa del patrimonio común (en ellos pero también en el acceso a la información), el conocimiento y el mundo virtual (que no es solamente las TICs, sino también la financierización de las economías y el consumismo hipertrofiado funcional a la generación de mercados) los nuevos actores de la geopolítica mundial, con los BRICS a la cabeza. Ha cambiado profundamente el contexto para las luchas planetarias por la democracia y van a primar las nuevas agendas de actores que no quieren ser postergados y de problemas sistémicos hijos de la depredación de la naturaleza.

 

¿Cómo arrimar a la juventud a la actividad política?

Con agendas, políticas públicas de discriminación positiva, espacios, recursos y formas de movilización, participación y comunicación definidas por los propios jóvenes.

 

¿Cómo llevar la relación con el gobierno del FA?

Con un monitoreo que se adelante a las decisiones y facilite de esta manera su defensa y la vinculación de las mismas con la sociedad, de modo tal que la misma se apropie de los cambios.

¿Cómo adaptar al FA a las nuevas realidades de comunicación?

Ya comenzó creando frenteampliotv, pero esto hay que desarrollarlo ampliamente, tanto en la producción de contenidos como en las plataformas tecnológicas. La dependencia de los poderes fácticos no es una solución para ningún progresismo. Lo presencial, en Comités u otros lugares debe tener un lugar muy importante pero alimentado de futuro y no de pasado. Con esto hago referencia a esa capacidad de adelantarse en lo que va a venir, debemos discutir lo presente para poder prever y actuar con agilidad  y certeza.

¿Es necesaria la revitalización de los frentistas en las organizaciones sociales?

Va de suyo. Pero es necesario reconceptualizar las características y la naturaleza del vínculo con las mismas.

¿Cómo hacerlo?

Tenemos varias ideas, pero es preferible crear talleres en los que participen las izquierdas más avanzadas que nosotros, como varias de las latinoamericanas. Se debe generar una militancia convencida, nadie puede transmitir convicción si no la tiene. Complementariamente a esto hay que crear una ingeniería tal, que implique un sistema de comunicación fluido. Luego de esto se puede hablar de escuelas de formación, podemos partir de la Fundación Liber Seregni, una escuela que tenga por tarea formar y capacitar para la inserción en la sociedad y la segunda sería el Instituto Maestro Julio Castro cuyo objetivo sería formar para la gestión. En la actualidad no hay ni formación de cuadros ni una escuela de gobierno.

 

 

 

 

 

Comments