Artículos‎ > ‎

Una discusión equivocada Por Pablo Montaldo

publicado a la‎(s)‎ 11 abr. 2013 7:30 por Semanario Voces
 

Me parece que el tema de la Arena a construirse en el predio del ex Cilindro Municipal debe ser separado en dos. Por un lado si es necesario construir un espacio cerrado multifuncional con capacidad para un elevado número de personas. Y, por otro, si lo debería construir Antel.

Sobre el primer punto, mi respuesta decidida es sí. La cultura y el deporte son elementos esenciales para el progreso y el desarrollo humano. Y el Estado debe ser un actor decidido en esas materias. Sin apoyo estatal la cultura y el deporte siempre van a estar subdesarrollados y sólo existirán aquellos espectáculos que sean rentables de forma privada y, seguramente, sea accesibles un público acotado de ingresos medio-altos.

La cultura, en su más amplia acepción, es parte de la formación humana y debe ser apoyada más intensamente que en la actualidad, no sólo para los habitantes de Montevideo, sino de todo el país. La construcción de un mega espacio para grandes eventos es una contribución decidida en dicha dirección.

Muchas veces se intenta oponer inversiones de este tipo contra otras, también necesarias, en otras áreas. Es una discusión equivocada. La Arena es una obra, una inversión y, por consiguiente, no es un gasto que se va a pagar con el presupuesto de un año en particular. Es una inversión que debe ser pagada a largo plazo (con deuda o con participación patrimonial), ya que la disfrutarán varias generaciones. No le quita recursos a ningún otro rubro. Bien manejada, hasta podría ser autosustentable.

Otro asunto es si la debe financiar Antel. Este punto puede ser más polémico. Se han mencionado restricciones legales o constitucionales. Si así fuera, habría que buscar otra solución. Desde mi punto de vista, la solución ideal sería crear un ente o una empresa que construyera y gestionara la Arena y que obtuviera el financiamiento en el mercado local o de créditos internacionales. Esta empresa luego podría concesionar el sponsoreo, publicidad y demás servicios (transmisión de los eventos, por ejemplo). Se podría conceder, incluso, la gestión integral. Sería más transparente que dichas concesiones se hicieran de forma pública mediante subasta o licitación. Pero, si Antel lo puede hacer, también lo apoyo, ya que su concreción será segura y más rápida.

 

Comments