Artículos‎ > ‎

UN AMIGO DE ISRAEL por Juan Raúl Ferreira

publicado a la‎(s)‎ 31 jul. 2014 14:45 por Semanario Voces

¿Es contraproducente para el futuro de Israel y los judíos dispersos por el mundo la política que lleva adelante el Gobierno israelí?

Sí. Lo dice un amigo de Israel, no de su gobierno, que entiende que ser amigo no es ser obsecuente. La imagen de Israel se ve dañada,  debilitada la imagen de la Autoridad Palestina y en definitiva la solución tendrá que ser negociada.

¿Qué papel debería jugar el mundo para terminar de una vez con esta atrocidad recurrente?

Primero Israel tiene que ser más sensible a la crítica y no tomar por enemigo al que disiente. La reacción a las palabras de la Alta Comisionada de ONU de Derechos Humanos, son desalentadoras. Son acusaciones serias, de alguien a la que nos e puede ni debe tildar de aliada del terrorismo.

¿Debería ser la opinión pública mundial, ante el sucesivo fracaso de los gobiernos, quien a través del BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) logre que las empresas que invierten en las zonas colonizadas de Palestina retiren sus inversiones, haciendo que su actual política tenga un costo económico insostenible para Israel?

Yo creo, que en este y otros conflictos las sanciones no han funcionado. Creo que las diásporas deben jugar un papel importante. Uruguay es un buen ejemplo, y en particular el Chuy, de convivencia armónica de palestinos y judíos deben exportar ese ejemplo de Paz. Curiosamente se dice igual en ambas lenguas: Salam y Shalom y la única palabra en común en ambas lenguas es AMIGO: Habibi. Creo que en este momento la escalada ha sido tan grande y ha afectado tanto a la población civil que no  hay condiciones. Pero no conozco otro camino y no me resigno a ser pesimista.

¿Debería intervenir la ONU, tan pródiga en enviar misiones de paz al tercer mundo, creando una zona desmilitarizada con cascos azules que impidan tanto los lanzamientos de cohetes hacia Israel como los ataques militares sobre Palestina?

Sí. Si este conflicto no lo justifica no me imagino cuál lo justificaría.

¿Qué papel juegan las potencias occidentales? ¿Son responsables los EE.UU., con su oposición y vetos en ONU, de que se perpetúe este estado de cosas?

Yo he oído estos días a un Secretario de Estado Kerry preocupado con la sensación de que el tema se les va de las manos. El tiempo dirá cuál de esos extremos será a reacción de EEUU.

¿Qué actitud debería tener Uruguay, cuya declaración de Cancillería molestó al Embajador de Israel y es considerada tibia por los simpatizantes de la causa palestina?

Mucha cautela y sensibilidad con el tema no solo por su dimensión internacionales si no porque hay compatriotas en ambas colectividades. Tan uruguayos con nosotros con familiares en zonas de riesgo. En lo personal tengo amigos/as judíos entrañables en riesgo diario. Y me angustio por ellos. Pero si se adopta una postura de que no compartir lo desproporcionado de la reacción no es sinónimo de “enemigo” sino de amigo que, como tal discrepa, se vuelve todo más complejo. Para ser amigo de Israel no hay que ser anti palestino. Hamas es una organización terrorista. Yo espero una actitud distinta de un Estado que de los terroristas, más si es un Estado amigo.


Comments