Cultura‎ > ‎

Atrapados por Florencia Pereira

publicado a la‎(s)‎ 20 feb. 2014 4:47 por Semanario Voces

Así están hoy los venezolanos, atrapados entre un Gobierno que fue elegido en las urnas pero que sistemáticamente ha incurrido en prácticas que distan bastante de ser democráticas y una oposición que está dispuesta a todo, incluida la violencia, con tal de sacar a Nicolás Maduro del poder.

La crisis económica, los índices de delincuencia, el desabastecimiento, la asfixia a la que se ha sometido a la prensa y un Gobierno que ha perdido el rumbo desde que su máximo líder Hugo Chávez falleciera han sido el caldo de cultivo para que hoy la oposición logre llevar a las calles a miles de personas que buscan la salida de Maduro del poder.

Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras han lanzado la voz de alerta ante la represión y la falta de garantías en Venezuela.

En 2013, Reporteros Sin Fronteras en su informe anual ubicaron a Venezuela en el puesto 117 de 179 países analizados en cuanto a sus niveles de información y libertad de prensa.  Los diarios- último reducto de la prensa independiente y crítica-  han empezado a dejar de circular debido a que el Gobierno les retiene las divisas para poder comprar el papel necesario para imprimirse. Once diarios han tenido que cerrar sus operaciones y  los diarios más importantes han reducido radicalmente su tamaño y tiraje.

Me van a llamar dictador, no me importa, yo voy a hacer normas muy estrictas para que se acabe el amarillismo y la campaña y la propaganda que se llena y se alimenta de la sangre y de la muerte que la promueve", dijo Maduro en uno de sus discursos referidos a la prensa. Está claro que está dispuesto a acabar con todos quienes se manifiesten en su contra  y lo está demostrando.

Del otro lado aparece la oposición, hoy con la cara visible de Leopoldo López, economista egresado de Harvard,  ahora encarcelado en una prisión de Caracas acusado de causar la muerte de 3 personas durante las manifestaciones de la semana pasada.

Su figura ha generado divisiones dentro de la oposición venezolana. En 2009

en los documentos clasificados filtrados por WikiLeaks, el consejero político de la embajada de Estados Unidos en Caracas, Robin D. Meyer, escribió que López era descrito como arrogante, vengativo y hambriento de poder, pero que sus compañeros de partido aseguraban que mantiene una popularidad que ha perdurado en el tiempo, carisma y talento organizativo.

 

Su sed de poder lo han llevado a tejer alianzas con quienes se han manifestado como enemigos del chavismo, su relación con el expresidente colombiano, Álvaro Uribe ha sido duramente cuestionada.

Uribe está actualmente impulsando una campaña para que un millón de personas expresen su "solidaridad con el pueblo venezolano" por la "dictadura sanguinaria" que los gobierna.

 

Maduro acusa a Uribe de estar detrás de los “grupos desestabilizadores financiando y dirigiendo estos movimientos".

 

Acusaciones van, acusaciones vienen, mientras tanto los países de la región y el Caribe miran de reojo y con cautela. Algunos de ellos cruzan los dedos para que la crisis venezolana no cierre la canilla del petróleo que abrió Chávez.

@flopereira17

Comments