Cultura‎ > ‎

ESA CAJA BOBA QUE NOS TRATA COMO IDIOTAS Por Matías Rótulo

publicado a la‎(s)‎ 28 mar. 2011 5:35 por Semanario Voces



 Me duele cuando me río

Si al video de un ciclista rodando por una montaña le agregamos una música trágica, un relator consternado, y la historia de las heridas que sufrió, tendríamos una narración que nos estremecería. Si al mismo ciclista lo mostramos cayendo de la misma montaña, con risas de fondo, y un locutor riéndose de él y llamándolo “estúpido” ¿Nos reiríamos como locos?



Cuando parece que se puede decir que Canal 10 es una empresa que respeta ciertos límites (salvo el orden, día y horario de las series), ahí llega ese programa de televisión que nos hace pensar que además de Omar Gutiérrez, a alguien más (a algún directivo) le hace muy mal mezclar la risa de Ana Nahúm con el mate de la mañana. A mí me hace mal mezclar la risa de Ana Nahúm con el café con leche, pero prefiero eso y no a que me haga mal el simple hecho de escuchar a los de “Día Perfecto”. “Me duele cuando me río” es un programa que hubiera sido más adecuado para el “Resumen Bizarro” de “Telenoche”, o la dramatización de una “macumba” en el nocturno "Dios es Amor". Es que Canal 10 apuesta a la familia, la educación, el sano entretenimiento y un buen día instalan en su programación “Me duele cuando me río”, lo que muestra una bipolaridad asombrosa por parte de los programadores. Algo similar ocurre con “Subrayado”. Un día vienen notable, con informes especiales que nos hacen reflexionar, consulta de varias fuentes, información nada sensacionalista… y al otro dedican el noticiero a la crónica roja de “Nano” Folle con su  melena al viento recitando un parte policial, despertando la alegría íntima de las veteranas de más de 52 años, que no entienden que este tipo de la tele al cual adoran, les está contando sobre un crimen sangriento, mientras ellas se abanican los calores de la edad. Así, en toda su programación, es Canal 10. Se dan el lujo de emitir un programa que se llama "Me duele cuando me río ", que es lo mismo que decir "sos un gil que te pegás en la cabeza y yo en vez de ayudarte me reiré hasta que tenga un infarto. Y ahí cuando yo esté aleteando en el piso como un pez fuera del agua, vos te empezarás a reír de mi pequeño problema de salud que no me llevará a la muerte, por lo que nos podremos reír aún más de ese momento, una vez que nos muestren a ambos en el programa enlatado de Canal 10".


Me duele

La contradicción de Canal 10, es que censura un video de personas del mismo sexo que se besan en una campaña contra la discriminación porque va contra los “valores” de la sociedad. Sin embargo, no tienen ningún problema de valores al emitir a las siete de la tarde un programa de televisión con un locutor que le dice "estúpido" a un hombre que se cae del techo de su casa y se revienta la frente contra una pileta. Canal 10 hace una campaña de sensibilización y le recomienda a los padres que hablen con sus hijos, que los eduquen y que tengan cuidado con el tránsito, y Humberto de Vargas en la promoción nos promete que nos vamos a divertir mucho viendo a un niño de no más de dos años siendo arañado en su cara por un gato, de un tipo que ve a su hijo cayéndose de una cinta de caminar y en vez de ayudarlo se ríe de él, o de un grupo de motociclistas que van por la ruta de Estados Unidos levantando las ruedas delanteras y se caen provocando un choque en cadena. ¿Eso es divertido? “Me duele cuando me río” provoca esa impotencia que nos da cuando observamos a alguien teniendo un accidente en la calle. Pero la mayor impotencia es la que sentimos cuando los demás se ríen del accidentado. Esta es la televisión que se ríe de la desgracia ajena, y por más que sabemos (o suponemos) que si se ríen de esas personas que sufren accidente, es porque el accidente no fue tan grave, Canal 10 (y particularmente Canal 10 por hechos que todos recordamos), no debería olvidarse que algunos accidentes a veces terminan con personas muertas y otras veces no. Si el límite es que una persona sufre un accidente y es graciosa únicamente si logra sobrevivir, estamos poniéndole un límite extremadamente violento al humor. Un humor forzado, y pobre. Un humor que se basa en la violencia que genera ver a un basquetbolista cayendo contra el piso de cabeza en perfecta condición de desnucarse. Un humor que se trata de reírse de niños indefensos golpeándose en una clara situación de negligencia por parte de sus padres. Un humor fingido, con risas grabadas y un locutor insultando a una mujer obesa que se sentó en una silla y la rompió. No sin antes decir "miren a esta gorda" y reírse a carcajadas de la infortunada. Muchos videos de “Me duele cuando me río” son utilizados para realizar programas sobre accidentes graves que vienen enlatados a Uruguay con títulos como “Los accidentes más graves y espectaculares del mundo”. Pero en definitiva, lo que es un verdadero accidente es lo de Canal 10 con este programa.

matiasrotulo@gmail.com


Comments