Cultura‎ > ‎

ESA CAJA BOBA QUE NOS TRATA COMO IDIOTAS: Quiero ser Sarita Por Matías Rótulo

publicado a la‎(s)‎ 27 dic. 2011 8:50 por Semanario Voces
 

 

 

La revelación de este año fue el nuevo formato de Buen Día Uruguay, que ahora se hace llamar (BDU). Por eso, hoy, más que nunca queremos ser como Sara.

 

Al finalizar el año, y como vengo estudiando teatro en la escuela de imitación de Luis Alberto Carballo (por ahora sólo me salió imitar a Carballo por lo que estoy en condiciones de decir que al imitarlo a él imito a Olmedo, Rial, Tinelli, Vilar, Canosa, el cura de la Santa Misa, a la niña que toca la guitarra con el cura de la “Santa Misa”, y a “Charoná”), voy a interpretar un papel.

Ese papel es el de Sarita. Porque si hay algo que uno envidia de la conductora es su desparpajo, su homofobia, sus gritos… en definitiva, la impunidad de alguien que hace televisión sin pensarla demasiado. Dicho sea de paso quiero decirle a Sergio Puglia que en el Semanario Voces, tras una extensa discusión se llegó al acuerdo de apoyarte, si apoyarte a vos, querido chef, conductor, periodista, difusor cultural y amigo de la casa, ante el enfrentamiento que tenés con la conductora matinal.

Basta de chácharas, que comience mi imitación.

Hola, soy Sarita, sí, le dije bola a esa bola, pero bien podría haberle dicho tapón de bañera, masa de empanada, o directamente “empanada”, también pelota de fútbol cinco, “champión” de persona con el pie hinchado, hermano gemelo de Matías Rótulo (que también es bastante gordito) o cachete de la rubia que habla como una eterna adolescente y que parece escupir palabras en vez de pronunciar sílabas (de hecho le cuesta mucho juntar dos sílabas seguidas de manera fluida) y que trabaja al lado mío cada mañana en BDU. Nena ¿No podés hablar mejor, o por lo menos que se te entienda algo?

De mis compañeros no voy a decir mucho más. En realidad, realidad que es mi propia realidad y en la cual no entra  la realidad de nadie más porque yo la hago silenciar con mis grititos ya que es la única realidad posible para mí… No sé, me perdí. Ahora me acordé, en realidad, tengo que destacar la imitación de ese actor joven (no me refiero a  Lorenzo que no es tan joven por no decir viejo). Ese actor que se mimetiza con el mundo “gay”. ¿Saben a quién me refiero? Al flaquito ese que trabaja conmigo, cuyo nombre no recuerdo porque es nuevo y a los nuevos hay que tratarlos así, con indiferencia porque se la creen. El del pelito pincho. El que tiene cara de Gremlins con desnutrición. Que habla como Fabián Gianola haciendo de homosexual en la “Familia Benvenuto” pero exagerando diez veces más el tono de mariquita. ¿Nene, no podrías dejar el papel por un momento? ¡Sos insoportable! Bueno, si pude soportar al aire los espasmos de Adriana cada vez que habla, porque notarán que se mueve para un lado y mira para el otro cual gallina picoteando el piso, bien podría aguantar por lo menos un tiempito a este personaje de humor.

¿Sobre “Día Perfecto”? ¿Vieron que el programa en el cual trabajo le robó la idea a Día Perfecto? Y nadie se dio cuenta. ¿Será porque no nos mira nadie? Amo, amo, amo, amo, amo, amo a Susana Giménez. Quisiera ser como ella. Es decir, tener plata, porque después soy casi como ella. ¿Impresentable? No, soy como ella en cuanto al "glamour". ¿Gorda? No quiero que me discriminen más. Soy grande.  ¡No me hagan hablar! ¿Estoy gritando demasiado?

¿Sergio Gorzy? No sé, es judío. ¡Es un horror! No que Gorzy sea judío sino que Alberto Silva no deje de chupar mater al lado Gorzy mientras hacen Buscadores. ¿Alberto Silva? Muy izquierdoso para mí.

En fin, ahora estoy pensando ¿Qué carajo hace una cortadora de plantas, profesión que ella hace llamar “jardinera”, en un programa como este que no deja de hablar de la farándula, de repetir informes de “Zapping” y de “Gran Hermano”? “¡Chiruza de cuarta, no tenés nada que hacer en este programa!”. Se lo dije, alguien se lo tiene que decir. No, no me refería a la jardinera sino a la rubia con los cachetes inflados y que parece hablar mientras mastica una galletita Solar que describí antes como una adolescente. Pero es sexóloga. Ahora todas son sexólogas. Mi sobrino de 13 años que no sale nunca del baño también es sexólogo. ¿Me desubiqué?

Ahí está Adriana, la locutora del programa que además conduce el informativo de la mañana con Daniel. ¡Es más fea que la Turca de Canal 5! Menos mal que Dios me hizo rubia. Menos mal que trabajo en Canal 4. Con el estudio de vidrio que hizo Canal 5 hubiera pasado que: o me daba la boca cada tres minutos contra un vidrio por no verlo, o lo rompería al putear al boludo ese que no deja de tocarme la cara. ¡Boludo! Perdón, no sabía que eras el maquillador.

“Chiruza, andate de acá”, ahora se lo dije al que hace el papel de mariquita. Estoy cansada de todo esto. Les quiero desear felices fiestas y próspero año nuevo que nos encontrará a todos más unidos y juntos en una televisión mejorada. Sí, yo soy la televisión y tal vez me pongo más labio, voy a estar mejorada. Miren si algún día trabajo en Canal 5 y me ponen en el estudio de vidrio. Tengo que tratar de rebotar ante el golpe.

Fin de la imitación.

Comments