Cultura‎ > ‎

Esa caja boba que nos trata como idiotas: Sonríe, te estamos grabando

publicado a la‎(s)‎ 7 mar. 2011 7:05 por Semanario Voces


¡Qué bien que sale “El Piñe” en pantalla! ¡Qué bueno se ha puesto en estos meses! Se pintó el pelo de rubio, se aclaró la voz y se cambió de canal.

Por Matías Rótulo

“Bendita TV” se impuso en la televisión a fuerza de la propia televisión. Una televisión que se nutre de tapas de revistas locales y páginas de Internet con el título rimbombante “El pase del año” como si se tratara de la llegada a Peñarol de Messi, siendo que en realidad es como el pase del utilero de Rampla a la jubilación. Hablamos de una televisión que tiene como novedad que Gaspar y Karina van a trabajar Canal a 10. Una televisión que tiene vilares, perrones, victorias rodrígueces, puglias, gorzys, delacruces (en este caso tenemos a dos), y otra gran cantidad de personajes que completan este mundo de estrellas orientales. Entonces, un buen día, y aprovechando este material en bruto, y bien digo en bruto, Bendita TV compiló los errores de los conductores de los programas de televisión, que en vez de sentirse un poco humillados desde su aparición en ciclo dominguero, pasaron a sentir orgullo de verse reflejados en la pantalla haciendo sus gracias. Un orgullo únicamente comparable con el que siente Mujica cada vez que utiliza palabras tales como “bobos”, “giles”, “Manuela dejate de joder”, “Lucía dejate de joder vos también”, “Cánepa, no te voy a repetir lo que le dije a Lucía y Manuela”, “nabos”, etc., para expresar alguno de sus pensamientos que casualmente siempre son captados por las cámaras de televisión, o los micrófonos de M24. Bendita TV, sin traer nada nuevo de lo que ya se veía desde Argentina, le agregó a los programas de archivo las caras uruguayas, errores uruguayos y la evidencia de que cuanta Licenciatura de Comunicación, y cursos de periodismo exista en Uruguay, tiene materias circenses para completar la carrera. Pero si no nos bastaba con Bendita TV, un programa entretenido, sin mucho contenido ideológico, sin una línea editorial definida (salvo la de ridiculizar a los trabajadores de televisión), apareció una versión no gemela, pero si muy parecida en Canal 12. Se trata de una compilación de archivos que aprovechó la ausencia de Bendita TV para mostrar todo lo que Bendita TV iba a mostrarnos durante el resto del año. “Sonríe, te estamos grabando” es como los dibujos que hacíamos encima del papel manteca en la escuela, y que nunca quedaban igual al dibujo original, más en mi caso que por no tener motricidad fina me dediqué al periodismo, aunque lo circense también me atrae mucho.

Conductores

Manuela es simpática, linda, tiene apellido, le quiere ganar el lugar de “muequera” a Gaspar o a Álvaro Navia, y conduce “Sonríe…”. Cecilia es simpática, linda, incisiva y hace equipo de conducción con Manuela. Una (Manu), parece no saber bien qué va a decir cada vez que tiene que presentar alguna nota, lo cual hace que sea más fluido el stand up que Maxi realiza en “Los Comediantes” que ella leyendo un cartel con lo que tiene que presentar. Cecilia presenta cada nota como si estuviera por denunciar en Zona Urbana a un ministro corrupto, y en realidad estará Vilar trancándose al decir algo en el informativo. “Sonríe…” innovó agregando un invitado en cada programa, y un crítico de televisión. ¿Eso no lo vimos en algún otro programa de archivo?  El crítico es Pablo Fabregat, punto que hace la diferencia para bien en el programa. Por suerte no hace de Tío Aldo. Los espacios del programa son muy similares a los de Bendita TV. Mi gran duda es ¿qué va a hacer Bendita TV cuando vuelva? ¿Seguirá “Sonríe…” en el aire? La competencia de los canales de televisión es tal (no olvidemos que Canal 12 criticó y se opuso a un programa como Bendita TV), que en primer lugar no existe la menor decencia para no repetir fórmulas ya conocidas. En segundo lugar, de repetir algunas fórmulas, existen (particularmente en Argentina), programas de archivo televisivo que le han buscado la vuelta al asunto, volviéndose políticos, ideológicos y no tan plagado de errores involuntarios o momentos chistosos. Lo otro que sigue ocurriendo es que la televisión no puede dejar de hablar de la televisión. Sería interesante que un programa de televisión hable de televisión desde una crítica a la televisión, y que no quede en la periferia del reírnos del informativista que se olvida del nombre de alguien, del tape que no entra a tiempo, o del micrófono que no funciona. “Sonríe…” hubiera sido un programa de televisión atractivo, si hubiera salido al aire antes que Bendita TV. Hubiera sido atractivo, si al comenzar este año no dibujaran con nombres diferentes las secciones que ya tiene Bendita TV, con invitados, o con un crítico y si por lo menos no hubieran elegido a la hija de un comentarista deportivo como conductora del programa, así se diferenciarían en algo a Bendita TV.

 

 


Comments