Cultura‎ > ‎

La Chanson Francaise aterriza en Montevideo. Por Ernesto Pasarisa

publicado a la‎(s)‎ 13 jun. 2011 7:44 por Semanario Voces



Pablo Krantz se presentará el 21 de Junio a las 20:30 en la Alianza Francesa.

 

El cantante argentino, uno de los más fieles representantes rioplatenses del género de Serge Gainsbourg curza a Montevideo para presentarse ante un público poco acostumbrado a este estilo.

Krantz, que acaba de sacar su último disco: Démonos cita en una autopista (para volvernos a estrellar) llega a Montevideo acompañado únicamente de su guitarra y su voz.

Este último, es el quinto disco del escritor y músico, y el primero grabado en Argentina desde su regreso de París a fines del 2007.
En este nuevo álbum, Pablo Krantz continúa explorando la canción en español y la
chanson francesa, mezclándolas con el pop, el rock y el folk. A la marcada influencia de Serge Gainsbourg y Leonard Cohen que se respira en su manera de cantar y de escribir sus letras, Krantz le agrega un sinfín de estilos que van desde el pop más orquestal hasta el rock garage, pasando por el surf, el western spaghetti, el klezmer, la balada romántica y el beat a lo Sandro.

Sobre unos arreglos sofisticados y eficaces, y unas bases marcadamente rockeras, la suave voz de Pablo Krantz nos cuenta historias de amor, de muerte, de fantasmas, de separaciones e infidelidades, de chicas que sueñan que Jesucristo es su amante y se despiertan luego en los brazos de Caín; de muchachos que desean aburrirse en las fiestas familiares de su amada o estrellarse nuevamente con ella en una autopista, que recuerdan con nostalgia aquellos años jóvenes en que hacían el amor en el asiento de atrás de viejos autos destartalados, o aseguran sentirse “como Pete Best frente al Álbum Blanco”.
Durante su estadía en París, Krantz editó
Les Chansons d’amour ont ruiné ma vie (las canciones de amor arruinaron mi vida). Este disco se vio acompañado por artículos en muchos medios franceses (diarios Libération, Le Parisien y Matinplus, revistas Marianne, Nouvel Observateur, Rock’n’Folk, Crossroads, Longueur d’Ondes, etc.), además de entrevistas y conciertos en radios (RFI, France Inter, France Bleue) y en dos de los principales canales de televisión franceses (France 2 y France 3).

Sobre aquel álbum, dijo la revista Marianne: “Un argentino en el país de Gainbourg. Atención: un talento al que no hay que perderle el rastro.” El diario Libération: “Canciones a media voz, llenas de ironía y de hallazgos poéticos.” Y la revista Crossroads: “La música de Pablo Krantz demuestra que no hace falta haberse paseado por las calles de París desde la más tierna infancia para devolverle a la canción francesa sus grandes horas de gloria. Su disco está entre las mejores sorpresas de estos últimos años.”

Krantz realizó una serie de conciertos en España, Suiza y Francia –París (Le Zèbre de Belleville, La Flèche d’Or), Bordeaux, Lyon, Toulouse, Toulon, Rochefort, etc. También se presentó en el festival Paris Plage, realizado al aire libre a orillas del Sena, y tocó como soporte del artista Mano Solo en París. El tema Dans ta piscine fue incluido en el compilado Indétendances, publicado por la cadena de disquerías FNAC. En septiembre de 2007, Pablo Krantz recibió el premio “Pop Eye” al artista revelación europeo en Cáceres, España.

Tras volver a Argentina el artista se dedicó a recorrer su país natal rodando con su disco a cuestas, tocando, lo que lo trajó en una de esas tantas casualidades de la vida a Montevideo, a la Alianza Francesa.

Aquel día no eramos muchos, era un género bastante extraño para un país tan cerrado en ciertos temas como el nuestro. Krantz se presentó con su guitarra y desenfundó un puñado de canciones capaces de emocionar y transmitir sentimientos más allá de la frontera idiomática.

Al hacerme con las letras de sus temas descubrí un gran letrista, mejor dicho, a un gran contador de historias, de esos que ya escasean y que es necesario darles el reconocimiento que merecen. En este último disco vuelve a las canciones en español y logra con canciones como “Quiero aburrirme en tus fiestas familiares” explorar simples cosas de la cotideanidad desde un punto de vista con muy poco recorrido. En la voz de Krantz: “Quiero aburrirme en tus fiestas familiares, conversando de mujeres con tu padre. Quiero mudarme a tu vida, tu departamento de cosas perdidas.” tomá un sentido al que estamos poco acostumbrados.


Comments