Cultura‎ > ‎

La escena y sus maestros Por Leonardo Flamia

publicado a la‎(s)‎ 13 jun. 2011 7:41 por Semanario Voces



“Que un (ex) presidente de la República diga a los jóvenes, demagógicamente, que no hay que tener los ojos en la nuca es porque no quiere que miren para atrás, mirando para atrás sé lo que les debo a mi padre, a mi madre, a mis maestros, imponentes maestros. El que no sabe de donde viene no sabe a donde va, más bien lo llevan.” Las palabras son de Rubén Yáñez y quizá logren sintetizar parte del sentido del ciclo A escena con los maestros. Y es que estos maestros, como Yáñez, que cuentan sus experiencias de vida, su acercamiento al hecho escénico, sus aciertos y errores, naturalmente tienen palabras a para sus propios maestros. Lejos de poses didácticas, lo que se descubre en este ciclo son vivencias que se transmiten, y maestros que se evocan, es como si estuviéramos ante portadores de una tradición que más que “enseñar” aspiraran a encontrar quienes la continúen, no repitiendo lo heredado, sino simplemente conociéndolo, para hacerlo propio y  a partir de allí sí continuar el camino. Volviendo  a Yáñez: “Hoy es siempre todavía, ya Machado salía así al paso de esa idea que afirma que hoy empieza el futuro y que no tengo nada que ver con lo que tengo detrás de mí”

Desde el 2008 el Instituto Nacional de Artes Escénicas (INAE) viene organizando el ciclo A escena con los maestros, en el que se recorren teatros y locales vinculados a la cultura de todo nuestro país (solo una de las 12 entrevistas transcurre en Montevideo) entrevistando, en eventos abiertos al público, a referentes de nuestras tablas, para descubrir lo que la tradición escénica tiene detrás de este presente. En los ciclos que ya están editados en DVD (correspondientes al 2008 y 2009), se recogen testimonios de Osvaldo Reyno y Claudio Gloecker, Graciela Figueroa y Hebe Rosa, Levón, Estela Medina, Rubén Yáñez, Alberto Restuccia, Héctor Manuel Vidal, Dahd Sfeir, Beatriz Massons y Adhemar Rubbo.

Hay montones de anécdotas, vivencias, y enseñanzas que surgen de la propia experiencia, pero lo que más resalta el acierto de esta iniciativa es la referencia a otros maestros que solo están vivos en recuerdos, a veces ni material escrito hay acerca de gente como Atahualpa del Cioppo, Omar Grasso o Eduardo Schinca.

Hay aspectos polémicos vistos desde el hoy, como la obligatoriedad, más allá de la necesidad, de trabajar en otra actividad para muchos de los creadores del teatro independiente, el recuerdo no tan unánime de las dotes de algún maestro, como el caso de Margarita Xirgu, o en algún momento ese resabio casi colonial de que Cultura, con mayúscula, es la de tradición europea, mientras que la más autóctona es apenas cultura, con minúscula. Pero es parte de lo interesante de las entrevistas, no todas las prácticas son trasladables al hoy, no todas las vivencias trascienden lo anecdótico, no todas las opiniones son compartidas, pero hay que conocerlas, esa parece ser la premisa del INAE.

La edición, independientemente de aspectos técnicos, deja fluir las historias, el guión final parece adecuarse al resultado de la entrevista, no a un plan previo, resultando en casi todos los casos un encuentro por momentos muy divertido, con pasajes emotivos también, pero jamás entorpecido por aportes ajenos a las propias vivencias del protagonista.

 

Maestros y discípulos, tres testimonios:

“Un día el maestro en la escuela nos pide a los alumnos que escribamos que vamos a hacer el año próximo, y yo escribo que voy a estudiar para tornero mecánico. Luego el maestro un día me pregunta si a la salida de clases voy para mi casa, esto ya lo había hecho con otros alumnos, y me acompaña hasta mi casa, habla con mis padres y les dice que me dejen estudiar de maestro. Mis padres le dicen que ellos no pueden, mi padre era obrero del frigorífico, y entonces mi maestro habla con María Orticochea, la directora del Instituto Normal, y ella accede, si paso la prueba de ingreso, a darme una beca. La beca era de trece pesos, y el abono del tranvía eran tres, pesos, ¡me sobraba para comprar libros! Algunos que todavía conservo”. (Rubén Yáñez)

“Una trampa es que yo aprendo mucho con los alumnos, aprendo pila con ellos, lo que te dan de entusiasmo, de creatividad, es impresionante… quizá yo les enseño el oficio, y ellos me enseñan la creatividad, el empuje y la frescura que tienen”. (Osvaldo Reyno)

“Este es un momento en que las aguas están muy agitadas, nuestros granes referentes no están, hablo de Eduardo Schinca, y acá hoy todos somos directores, todos somos actores, todos somos dramaturgos… Y uno puede tener todos sus sueños, pero tenemos que empezar a definir desde los roles. En diez años el teatro va a estar en manos de ellos, de los jóvenes de hoy, y nosotros confiamos, pero tenemos que ver de qué manera les damos herramientas, elementos y materiales para que en diez años tengan esa fuerza de mantenerse, de luchar, de enriquecer al otro, pero esto tiene que ver con la identificación de roles”. (Levón)

 

Objetivos y futuro

Consultada Mariana  Percovich, Coordinadora General del INAE, sobre los objetivos y futuros pasos del proyecto, nos cuenta:

El Proyecto nace como necesidad de dejar registro y testimonios para las nuevas generaciones, de las memorias, recuerdos, vidas y biografías de los referentes de las artes escénicas nacionales, artistas de la danza y el teatro, el diseño, y todos los oficios relacionados con las artes en vivo y efímeras.

 La idea era generar un material para ser compartido en las aulas, en los centros de educación, en los espacios culturales, y en todos los lugares abiertos a una ciudadanía interesada en conocer sobre el rico patrimonio vivo y memoria viva de los artistas nacionales. Incluso al público teatral y de danza, que puede acceder a ellos en los Centros MEC en todo el país, en las bibliotecas de los liceos con Bachilleratos artísticos, en Escuelas y bibliotecas de salas teatrales públicos o privadas.

El rodaje de las entrevistas, que es preparado previamente en pre entrevistas e investigaciones del equipo, luego se hace en una localidad , sala teatral, Centro Mec , que además acompaña con una platea, por lo general de estudiantes y de artistas locales.

Los dos canales públicos se interesaron en emitir los DVD lo que nos obliga a cuidar un poco más la instancia de rodaje.

Para el 2011 se rodará en una única sede en Montevideo  invirtiendo el proceso, se llevará al Maestro o Maestra a realizar una charla en una localidad del interior posterior al rodaje.

Los entrevistados para el ciclo 2010 fueron Myriam Gleiger, Berto Fontana, Graciela Gelos, Jorge Curi y Walter Reyno. Mientras que previstas para este año están las entrevistas a Tito Barbón, Juan Jones, Pepe Vázquez, Teresa Trujillo y Juan Carlos Legido.

 

 


Comments