Cultura‎ > ‎

La vida en canciones por Silvana Laborde

publicado a la‎(s)‎ 10 abr. 2017 15:21 por Semanario Voces

Luciana Mocchi es una cantautora uruguaya de 26 años que además de ser cantante y compositora, tiene la cualidad de ser una gran contadora de historias. Sus canciones son como películas y uno puede atravesar diferentes paisajes y sentimientos a través de sus melodías y letras. Recientemente lanzó su segundo trabajo discográfico llamado “Mañana será otro disco”, el cuál contó con  músicos invitados como Fernando Cabrera, Eli Almic, Rodrigo Ortiz, More, Lu Romero, Andrés Beeuwsaert y Julián Kartún. El disco fue producido por Esteban Pesce, Co-producido por Marcos Meerovich y Pedro Restuccia. Ha tocado en distintas ciudades de Estados Unidos, Uruguay y Argentina y hasta hoy es recordada por haber sido telonera del show de Paul McCartney en Uruguay. Este jueves 6 de abril a las 21:00 hs se presenta en la Sala Zitarrosa junto al cantante argentino Adrián Berra. Entradas a la venta en Tickantel, RedPagos, Tienda Inglesa y Abitab.

Sos contadora de historias tanto en tus canciones como en las redes sociales, ¿realmente suceden esas cosas increíbles que contás?

Yo no siento que me pasen cosas locas sino que el mundo está loco y uno está más atento y las puede ver. Cuando pasaba tiempo trabajando en una oficina no lo percibía de igual manera que ahora. Las cosas que me pasan y que reflexiono, de una forma u otra desembocan directamente en mi obra porque estoy todo el tiempo componiendo canciones que tienen que ver con cosas que me pasan en la cotidiana. Se nota la diferencia entre mi primer disco, La Velocidad del Paisaje y el segundo, Mañana será otro disco. El primero es más cuadrado, más estructurado y el segundo mucho más relajado, lo grabamos en el living de mi casa y fue otro plan.

¿Quisiste transmitir otra cosa?

En realidad se transmite otra cosa porque yo soy otra, hubo una transformación en mí y por eso digo que las canciones están empapadas de lo que me pasa en la vida. En mi caso, como yo estoy muy atenta a las historias presto atención y compongo en base a ellas.

Vas a tocar con el músico argentino Adrián Berra, ¿cómo se conocieron?   

Por la música, él venía a tocar a Maldonado y mi amigo Santi Martinez, tecladista de El Cuelgue, me preguntó si podían quedarse en mi casa, ahí nos conocímos. Después tocamos juntos un par de veces allá, en el auditorio de Capital, tocamos en Montevideo y ahora hacemos un nuevo encuentro en la Sala Zitarrosa.

¿Cómo va a ser el show?

Va a tener una transición entre las músicas de él y las mías. Arranca Adrián y termino yo con toda la banda. Va a ser medio gradual, se van a ir sumando los músicos de a poco en el espectáculo. Nosotros como banda somos una gran familia entonces los días previos al show nos vamos a la casa del bajista en Salinas y ensayamos sin parar. Lo hacemos por un tema energético, concentramos toda la energía y la depositamos en el show. Es algo que nos funciona, el comer, convivir y tocar juntos.

A la hora de grabar el disco ¿cómo hiciste para elegir 9 temas entre tantos que has escrito?

Decanta sólo porque en general son canciones que estoy tocando en ese momento. También muchas cosas pasan por la banda, tocamos juntos desde hace 11 años entonces ellos mismos me dicen: “¿te acordás de aquél tema que tocábamos cuando éramos pendejos? ¿Por qué no lo tocamos de nuevo?” y lo metemos en el repertorio. En este disco por ejemplo incluimos “Duende”, una canción recontra vieja que escribí para un amigo que desapareció. Yo no la quería grabar porque para mí era muy duro volver a hablar de eso pero el productor me convenció de grabarla.

Abordás temáticas super distintas a lo largo del disco, desde canciones de amor hasta el tema de la muerte que aparece en la canción “Ejercicio” que grabaste junto a Fernando Cabrera. ¿Qué nos podés contar sobre eso?

Se llama “Mañana será otro disco” porque si bien todas las canciones tienen un temple o una vibra determinada, cada persona recibe lo que quiere de cada canción. Si estás mal la mejor historia de amor te va a atravesar y te va a partir al medio y si estás bien te vas a matar de la risa con la canción más depresiva del mundo. Siento que las canciones tienen en común que tocan y laburan sentimientos.  Es como una línea de la vida, el sentimiento, el amor, el amor fugaz, los límites y termina con la muerte.  La canción que cierra el disco, “Ejercicio”, la compuse escribiendo como si fuera a morirme ese mismo día, entonces el productor la puso al final del disco como diciendo “si te morís hoy, está acá”. Es una canción que en parte resume mi vida, una vida muy caótica. Fueron pasando cosas que me hicieron crecer un montón y eso está todo en la canción. A mí la música me salvó la vida, es real, no es una metáfora.

¿Por qué elegís ser artista independiente?

No es que lo elija, siento que es lo que es. Las canciones son lo único que tengo en la vida y no es una opción hacer acuerdos donde mis derechos sean vulnerados. Si voy a un sello voy a lo convencional pero no estoy cambiando nada. Ahora estoy tocando mucho en Argentina en movidas independientes y alternativas y siento que es increíble porque la gente que produce las fechas es aquella que va a mis toques.

¿Cómo fue la experiencia de ser telonera del show de Paul McCartney en el Estadio Centenario?  ¿Lo conociste?

Fue una cuestión económica para mí y para ellos. No lo conocí pero igual más allá de todo fue uno de los aprendizajes de mi vida. Gané plata y me sirvió para valorar más mis canciones y ver hasta dónde pueden llegar. Creo que lo más increíble es pensar en que él dijera: “sí, dale” (puede ser la telonera).

¿Y cómo fue tocar en el Estadio Centenario para tanta gente?

Tocar en el Centenario fue espantoso (risas). De lo que a mí me gusta que pase con mis músicas no pude hacer nada ahí. Toqué en un lugar donde no veía a la gente y a mí no me gusta estar lejos, me gusta estar cerca de la gente. El día que yo pueda llenar un estadio voy a hacer 400 Salas Zitarrosa o shows  en el living de mi casa porque necesito ver lo que siente la gente. Si fuera por mí, dinamitaría todos los escenarios del mundo, el espectáculo lo hacemos todos, yo canto canciones que ni si quiera siento que me pertenezcan, me bajan canciones y le pertenecen al mundo yo las registro para que no las usen para cosas que no comparto o adhiero.

¿Adónde te gustaría llegar en el próximo tiempo con tu música?

Espero que se mantenga la buena data de Argentina y seguir yendo a movidas alternativas que están buenísimas. Estamos pensando con la banda instalarnos allá y acá a la vez. Buenos Aires es mi casa ahora también, tengo amigos y hermanos allá. Estoy yendo pila a movidas que me convoca la gente a través de redes sociales y a mí eso me sirve, conozco amigos, historias y consigo más toques. Espero seguir por este camino.

Por más información: www. lucianamocchi.com.uy

 


Comments